• Happily Ever After: Todo sobre el Nuevo Show Final de Magic Kingdom

Happily ever after c Marco 3La noche del 12 de mayo de 2017 hizo finalmente su debut en Magic Kingdom Happily Ever After.

El nuevo show ocupará el trono de “Show final”, espacio que dejó Wishes cuya última presentación fue el jueves 11 de mayo.

Wishes fascinó a grandes y chicos por casi 14 años consecutivos. Logró una perfecta fusión de música, relato, luces y fuegos artificiales. Siempre con el Castillo de Cenicienta como escenario y la noche de Magic Kingdom como marco.

Con Happily Ever After, el escenario y el marco de Wishes se mantienen, pero los recursos se agigantan para asombrar al visitante. Veremos que no faltan homenajes a su antecesor.

Escribo este post para establecer si Happily Ever After da la talla como cierre en Magic Kingdom. Spoiler: la da con creces.

La forma de descubrirlo será analizarlo y describirlo.

La primera parte será para conceptos generales del show, formato, recursos y un análisis general.

La segunda parte es una descripción detallada del show, acto a acto, personaje a personaje, tema musical a tema musical.

Si no les gusta anticiparse tanto, pueden dejar de leer a la mitad, si quieren conocer a fondo de qué se trata, siguen hasta el final.

Primera Parte. Happily Ever After: aún más de lo esperado.

Golazo, Home Run, pleno total, hit, fabuloso, espectacular… elijan ustedes la descripción.

Lo que aprendimos tras el debut de Happily Ever After es que Disney mantiene intacta su habilidad de exceder las expectativas de sus huéspedes.

El show es mucho más de lo esperado y se transforma en un sustituto de lujo para Wishes, lo que es mucho decir.

El despliegue técnico es excepcional pero lo más importante es la alquimia: recursos que se fusionan fluidamente para contar la historia.

Funciona.

Música clásica y original, proyecciones mapping con el Castillo como “pantalla”, fuegos artificiales con colores perfectos, sincronización entre música y explosiones a la milésima de segundo, abrumadora cantidad de personajes clásicos y modernos protagonizando la historia, y emoción continua.

El marco: la noche en el lugar más feliz del planeta y su ícono como escenario central.

Más no se puede pedir.

La comparación con Wishes es necesaria y útil.

El show anterior se apoyaba en la escenografía que brinda el castillo por las noches para impactar con fuegos artificiales explotando al ritmo de la música clásica de Disney y pasajes de voces por parte de personajes clásicos.

Se destacaban Jiminy Cricket, el Genio de Aladdin, Peter Pan, Ariel de La Sirenita y Campanita.

Las canciones eran porciones de temas clásicos de películas Disney del siglo pasado: Blancanieves, Pinocho, Fantasia, Cenicienta, Peter Pan, La Bella Durmiente, La Sirenita, La Bella y La Bestia, Aladdin y Hércules. Todos amalgamados con melodías originales.

Happily Ever After honra la tradición de Wishes con creces pero la lleva a otro nivel.

Pero eso no es todo. La receta tiene nuevos ingredientes.

Ya no son sólo voces sino proyecciones mapping sobre las paredes del Castillo las que acompañan la acción.

Wishes nos obligaba a imaginar al Genio de Aladdin a partir de sus gritos y cantos, Happily Ever After nos muestra al Genio cantando. Es un cambio cualitativo.

Happily ever after c Marco 5

La coreografía se vuelve más compleja. Antes se apoyaba sólo en el sonido (música y voces), las luces y los fuegos explotando coordinadamente. Ahora se agregan las proyecciones, que rivalizan con los fuegos por el protagonismo. Se mantiene la sincronía entre todos los elementos.

Todo se fusiona y cuenta la historia, el resultado funciona perfectamente.

Tip: Entiendan que ahora ya no mirarán sólo hacia arriba como lo hacían en Wishes. La acción sigue en el cielo pero también está en las paredes del Castillo con las proyecciones. Son dos capas igualmente importantes del show. Los lugares para ver bien el show de buena manera se acotan. Deben tener vista franca a las paredes del Castillo para disfrutar del show en toda su dimensión.

La Historia

La historia de Wishes: los deseos y hacerlos realidad.

La nueva historia: perseguir los sueños como llave para ser felices.

El nombre del show remite al final de los cuentos clásicos: “Y vivieron felices por siempre”. El guión utiliza tramos de las distintas historias Disney relacionadas con esa búsqueda de la felicidad.

El desarrollo es un collage de escenas, de películas clásicas Disney y también de nuevos clásicos como Moana, Frozen, Intensamente o Zootopia.

Se perciben segmentos diferenciados durante los 18 minutos de espectáculo. Luego de la introducción, se distinguen distintos temas que son formas de buscar la felicidad. Perseguir los sueños, la amistad, el amor, la adversidad y la resurrección.

Si imaginamos una “curva emotiva”, la estructura no escapa al clásico show Disney. Una primera etapa de emoción creciente, un tramo donde la lucha contra el mal gana la escena, el resurgir de los buenos y un final para el asombro.

Escenas, personajes y canciones

Para contar, Disney se apoya en tramos de muchas películas y utiliza muchos personajes.

No verán a Mickey y amigos (tampoco estaban en Wishes). Sí verán princesas, clásicos de mediados del siglo pasado, clásicos de fines del siglo pasado, nuevos clásicos de Pixar e incluso los éxitos de los años recientes.

La lista es larga pero algunos son más protagonistas que otros: Tiana de la Princesa y el Sapo, Cuasimodo del Jorobado de Notre Dame, Merida de Valiente, Moana, el Genio y Aladdin, Olaf de Frozen, Rapunzel y Flynn Ryder de Enredados, Musafa del Rey León, Hércules y Campanita de Peter Pan tienen momentos estelares.

Esas apariciones estelares vienen acompañados de tramos más largos de canciones y escenas de cada una de sus películas.

Dato curioso: Disney decidió no utilizar Let it Go para el tramo Frozen, el resultado es excelente.

Pero también verán muchas estrellas en papeles coprotagónicos: Cenicienta, Blancanieves, Ariel, Tarzán, Timon & Pumba del Rey León, Woody & Buzz de Toy Story, Lighting Mc Queen, Mowli & Baloo de El Libro de la Selva, Venellope y Ralph el demoledor, Tristeza y Alegría de Intensamente, Mike & Zully de Monsters Inc, Ursula de La Sirenita, Maléfica de la Bella Durmiente, Mulan, Jack Sparrow de Piratas del Caribe, Los increíbles, Wall-E, Nemo, Carl y Russel de Up entre otros.

En varios tramos el show rinde homenaje a su antecesor. Algunos formatos de fuegos pueden reconocerse algunas voces y parlamentos (ahora con imágenes) también. También es posible detectar pequeños segmentos de la música original de Wishes.

En este tramo del artículo no vamos a contar en detalle cómo se sucede la historia pero sepan que es difícil imaginar más. El show entrega todo lo que pueden esperar, y más.

Es una montaña rusa emocional, cuando el show parece haberlo dado todo aparece un nuevo tramo espectacular, funciona perfectamente.

El Final

Luego de disfrutar con decenas de personajes, canciones, fuegos, sensaciones, el bien, el mal, los héroes, la resurrección más emociones, más canciones, más fuegos, más asombro… llega el final.

Los imaginieros que crearon el show logran ponerle la frutilla al postre.

Verán a los protagonistas pasar al “Salón de la Fama” de los personajes. Luego una sorpresa que eriza la piel antes de la clásica descarga final de fuegos que parece no terminar jamás. Todo enmarcado con la canción original, grabada para el show por Jordan Fisher & Angie Keilhauer y con el castillo vestido de colores.

Increíble.

Happily Ever After excede las expectativas y se vuelve un clásico automático de Walt Disney World, un sustituto de lujo para Wishes.

Hasta aquí una descripción genérica del nuevo show. Pueden parar aquí o seguir hasta el final si se sienten curiosos.

Segunda Parte. El detalle

Spoiler Alert: en la primera parte intenté mantenerme en los márgenes de revelar sólo lo necesario para la crítica y descripción del nuevo show, ahora vamos a ir más profundo, acto por acto, canción por canción, personaje por personaje.

Primer Acto: Introducción y canción original

El show inicia con un narrador quien, con el Castillo apenas colorido y luces blancas que iluminan la noche, establece la premisa:

Cada uno de nosotros tiene un sueño, un deseo del corazón.

Cuando somos los suficientemente valientes para escucharlo y lo suficientemente audaces para perseverar en perseguirlo, ese sueño es la llave que nos guía en un viaje para descubrir quién debemos ser.

Todo lo que debemos hacer es mirar en nuestro corazón y utilizar esa llave para desbloquear la magia de su interior

A continuación la introducción del tema musical principal del show, grabado especialmente para Happily Ever After

Una gran cerradura forma parte de las primeras proyecciones sobre el Castillo. Específicamente en su puerta. La idea de desbloquear esa cerradura persiguiendo los sueños para liberar la magia es la idea principal del show..

Happily Ever After C MARCO

Las piezas publicitarias del show muestran al Castillo colorido en un rojo fuerte en sus paredes, aberturas y detalles dorados y un azul fuerte al tope de sus torres y la cerradura “abriéndose” con magia (en la imagen de arriba, está en proceso de apertura). Ese formato lo vemos al inicio, en las estrofas intensas de la canción y lo volveremos a ver al final cuando la canción vuelve a sonar para cerrar el espectáculo.

Los primeros fuegos comienzan a explotar mezclados con luces y lasers, a medida que las estrofas se vuelven más emocionantes.

La duración total de este primer acto es de casi dos minutos y medio.

Segundo Acto: Perseguir los sueños.

El segundo acto se trata de la búsqueda. De perseguir de los sueños, que están allí afuera pero su búsqueda requiere coraje.

La música baja, el Castillo cambia de color, una estrella solitaria surca el cielo y el primer personaje proyectado aparece al frente del Castillo

Es Tiana de la Princesa y el Sapo reproduciendo líneas que prologan “Down in New Orleans”, nominada al Oscar a mejor canción original.

La estrella brilla intensamente esta noche.

Pide un deseo y sostenlo fuerte.

Hay magia en el aire esta noche y cualquier cosa puede pasar” nos avisa Tiana, y el texto es perfecto para lo que vendrá.

La mesa está servida.

Los fuegos se vuelven más espectaculares y vemos a La Sirenita con la música de “Part of Your World”, canción que expresa su deseo de dejar el mar y ser parte del mundo de su príncipe.

Hora de la primera aparición estelar de la noche y sorprendentemente es Cuasimodo el protagonista de “El Jorobado de Notre Dame”.

Digo sorprendentemente porque no es un personaje super popular. Sin embargo funciona perfectamente. Toca la gran campana y escala las torres del castillo que por un momento se transforma en la famosa Catedral de Paris. La canción elegida es “Out There” en la cual el personaje cuenta su deseo de salir de la Catedral y vivir como alguien normal afuera.

La segunda estrella es Merida, de Valiente. El ritmo se vuelve menos dramático y más aventurero con la princesa cabalgando y cantando “Touch the Sky”. En este tramo y con Merida cantando vemos personajes de Cars, Nemo y escenas de Up mixturadas.

El punto fuerte –y cierre- del segundo acto llega con Moana quien persigue su sueño con el hit “How Far I´ll Go”.

Happily ever after c Marco 7

Las escenas animadas en la isla y el mar proyectadas quitan el aliento. Moana canta en tamaño gigante y fuegos se coordinan excelente en el momento de sus explosiones y con los colores elegidos.

Hay un primer “sub-cierre” con fuegos más intensos que concluye el acto dos, muchos pueden pensar que ha terminado el show… recién empieza.

Vimos entonces una sucesión de protagonistas cantando temas principales de sus películas, todos en persecución de sus sueños.

Tercer Acto: La amistad

El formato del tercer acto es diferente al del segundo aquí los tramos son más cortos, vemos muchos más personajes y el tema es la amistad.

Abre Aladdin con una frase que marcará el segmento: “Confía en mí, tener un nuevo amigo a tu lado, abre un mundo de posibilidades

Lo que sigue es música mezclada de las distintas películas, con mucho ritmo y de tono alegre (comenzando por “Friend Like Me” de Alladin) y las proyecciones mostrando parejas o grupos de amigos Disney de los más variados: Terk & Tarzan, Timon & Pumba, Buzz & Woody y más amigos de Toy Story, Mowli & Baloo y más amigos de Jungle Book, Ralph y Venellope, Baymax & Hero, Alegría & Tristeza de intensamente y Mike & Sully de Monsters Inc.

Cierra el Genio de Aladdin nuevamente con Friend Like Me, antes del segundo sub-cierre explosivo de la noche. Este pasaje remite a Wishes.

Cuarto Acto: El Amor

El cuarto acto tiene una estructura similar al tercero pero un tema distinto: el amor.

Aquí abre Frozen con Olaf sentenciando “por algunas personas vale la pena derretirse” y la canción elegida no es Let it Go sino “Love is an Open Door”. El formato de los fuegos funciona excelente en este tramo y parece ser otra decisión correcta elegir esta canción y dejar la más popular de lado.

Lo que sigue, como en el segmento anterior, son imágenes donde los personajes de Disney expresan su amor de diferentes manera: Wall-e & Eva, Mufasa & Sarabi del Rey León, Kala & Tarzan, la familia de Intensamente, Dory y sus padres, Russel & Carl de Up, Dumbo y su mamá, Judy Hopps y sus papás de Zootopia,

La canción que predomina en este segmento es “You´ll be in my Heart” de Tarzán.

Happily ever after c Marco 4

El final de este acto comienza con Aladdin y Jazmin volando en su alfombra mágica para dar paso a otro punto alto del show: Rapunzel y Flynn Ryder de “Enredados” entonando “I See the Light” con linternas ardientes elevándose sobre las paredes del Castillo. Muy emocionante momento.

Quinto Acto: La Adversidad y la Resurrección

No hay show Disney que se precie de tal si no muestra un momento de tensión entre el bien y el mal.

Al fin de cuentas los personajes malvados suelen ser tan populares como los buenos.

El tono del quinto acto lo establece Mulan con una frase de la película: “La flor que florece en la adversidad es la más rara y más bella de todas

A continuación una batalla entre el bien y el mal comienza, el fuego y la destrucción son protagonistas.

Los efectos de las proyecciones son espectaculares, el Castillo comienza a incendiarse y sus ladrillos explotan por los aires, Ursula lucha con el Príncipe Eric, Scar con Mufasa, Jafar con Aladdin, Maléfica y el Príncipe.

La música es intensa y los fuegos más frecuentes para aportar más emoción.

Llega ahora el único momento del show inspirado en una película que no es de animación: Jack Sparrow y sus Piratas del Caribe ganan la escena, el fuego ocupa casi la totalidad de la fachada del Castillo y la música es la reconocible de la saga.

El fuego se apaga con agua de lluvia y la imagen de Mufasa, el papá del Rey León aparece para decir una de sus líneas más conocidas: “Mira en tu interior eres más de lo ahora eres, recuerda quién eres

Es hora de los héroes y la resurrección

La música de Hércules –”Go the Distance”, presente en Wishes- cerrará el acto y Disney nos muestra ahora a sus héroes luego de la batalla: Aladdin, Tarzan, Mulan, el propio Hércules luego de la batalla

El final es un salón de la fama de personajes y Disney los homenajea con un lugar en las ventanas del Castillo al estilo vitro. Cenicienta es la primera al centro (es su casa), Tarzán, Woody, Merida, Aladdin, Anna & Elsa, Mulan, Bella, Moana, Pinocchio y Tiana los otros con lugares privilegiados. Los vitros cubren todas las ventanas y también las torres exteriores del Castillo.

Happily ever after c Marco 6

Es el final de los personajes para el show (en realidad, casi el final).

Go the Distance” (la canción de Hércules) termina de manera muy intensa y los fuegos acompañan esa intensidad.

Ultimo Acto: Y fueron Felices por Siempre

La paz de no tener fuegos en el cielo trae nuevamente la voz del narrador.

Y entonces nuestro viaje llega a su final Pero el de ustedes continúa. Tomen sus sueños y háganlos realidad. Son la llave que desbloquea su propia magia. Dejen que los sueños los guíen. Alcáncenlos y encontrarán su “y vivieron por siempre felices””

La canción original del show vuelve a sonar pero de repente muta… “You can Fly, You can Fly” se escucha y Campanita surca la noche de Magic Kingdom.

Es el homenaje más explícito a Wishes.

En Wishes Campanita hacía el mismo vuelo al inicio del show, ahora lo cierra en un homenaje tan merecido como emocionante.

A partir de allí, Disney tira literalmente la casa por la ventana en la cantidad de explosiones que acompañan a la música original del show hasta escuchar la estrofa final “Happily Ever After”, seguida de 15 segundos de explosiones sin parar.

Im pre sio nan te.

Esta entrada fue publicada en Atracciones, Walt Disney World Resort y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.