• Animal Kingdom, “River of Lights” y “Jungle Book: Alive with Magic” o de cómo se sale de los laberintos: por arriba

El blog oficial de Disney Parks anunció la programación nocturna de Animal Kingdom, sin River of Lights.

Recordemos que el esperado show fue anunciado con bombos y platillos para el 22 de abril pasado y apenas unas semanas antes de esa fecha Disney debió reconocer la imposibilidad de lograr el estreno a tiempo.

Peor aún, no pudo siquiera entregar una nueva fecha. La promesa fue brindar “más novedades” durante mediados a fines mayo.

Una primera versión indicaba que internamente Disney manejaba el fin de semana de Memorial Day (fin de mayo) como nueva fecha de estreno, en lo que se considera el inicio de la temporada alta “de verano” en Orlando.

Lograr estrenar River of Lights en ese fin de semana largo junto a las novedades de Epcot y el impulso de Awaken Summer en Hollywood Studios parecía una buena estrategia para borrar el traspié que  el propio River of Lights había auto-propinado durante abril.

Sin embargo, los problemas del nuevo show parecen haber resultado más graves de lo inicialmente ponderado.El sitio wdwmagic.om sostiene que la teoría más fuerte indica que las barcazas que integran uno de los elementos del complejo show deben moverse sobre la laguna en forma autónoma utilizando un sistema GPS tan preciso que permite ubicarlas exactamente donde Disney desee con un margen de error de apenas 10 cm. El problema es que al pasar de la teoría a la práctica, el sistema no se muestra tan confiable y preciso. La seguridad es un item que Disney no está dispuesto a negociar, especialmente en un show que se desarrolla sobre el agua y con una audiencia de más de 5000 personas.

Entonces, el laberinto:

  • Disney anuncia con bombos y platillos un show para abril y se comprende luego del anuncio que no hay seguridad para estrenarlo,
  • Luego se anuncia un retraso para anunciar un anuncio en mayo bajo la espectativa de estrenarlo en mayo y se comprende que el problema es mayor a lo inicialmente diagnosticado,
  • El show que se pretende estrenar y no se puede estrenar no es un show aislado: es la pieza central de la nueva programación nocturna del parque que además promete un Safari Nocturno, efectos de maping sobre el Arbol de la Vida, fiestas callejeras, un nuevo restaurante Table Service y la posibilidad de disfrutar clásicos como Everest o Kali River Rapids bajo la estrellas.
  • Todo lo anterior, excepto las barcazas de River of Lights, listo para ser ofrecido al público.
  • La temporada alta “de verano” comenzaba a derretirse como una Dhole Whipe en Adventureland durante Julio.
0412ZU_0269DR

Fiestas Nocturnas en AK – Imagen propiedad de Disney

Con semejante panorama, no se de qué se ríen en la foto de arriba.

Sin dudas deben haberse organizado varias reuniones BrainStorming entre ejecutivos de Disney para salir de semejante laberinto autoinflingido y la solución llega de la manera en que llegan las soluciones a los laberintos: saliendo por arriba.

Se necesitaba magia para volar hacia arriba y  la poción mágica tiene los siguientes elementos:

  • El éxito de Jungle Book (El Libro de la Selva) de reciente estreno en cines
  • Los elementos que sí funcionan de River of Lights, aparentemente todos menos las barcazas, es decir pantallas de agua, proyecciones, música en vivo y actores.
  • Las restantes experiencias diseñadas para acompañar aquel show: Sunset Safari, Fiestas callejeras, Tiffins listo para servir cena signature en el parque, Everest y el resto de las atracciones en su versión nocturna.
  • El helado Dole Whipe no puede ser desperdiciado: todo lo que suceda debe ser aprovechando la temporada alta

Con esos ingredientes Disney anunció ayer, nuevamente con bombos y platillos, la programación nocturna de Animal Kingdom con un show inspirado en Jungle Book en reemplazo provisorio de River of Lights. Aquí tienen es el anuncio completo.

Jungle Book - Imagen propiedad de Disney

Jungle Book – Imagen propiedad de Disney

Seguramente alguna cabeza del proyecto River of Lights habrá rodado pero quienes aún se mantengan en su puesto han recibido el aire justo antes de la desesperación. Ahora a arreglar los GPS.

El show se estrenará más cerca de fin de año que de mediados (se me ocurre Acción de Gracias o bien ya diciembre) y mientras tanto todos contentos: aunque sin dudas River of Lights ofrecerá una experiencia superior en calidad de show, el simple empuje de Jungle Book desde los cines permite tener poco costo (ninguno en realidad) desde el punto de vista del marketing el reemplazo de River of Lights para mantener a la gente en el parque hasta tarde.

La solución es Win Win para Disney: mientras le entrega tiempo a su equipo para que solucionen los problemas no previstos inicialmente, incorpora en formato de show central un éxito de taquilla a la oferta de sus parques mientras aún está siendo exhibido en los cines.

Esto no se he visto antes. Crisis=Oportunidad diría un Gurú de autoayuda.

Probablemente más gente se interese inmediatamente en Jungle Book: Alive with Magic (sólo por su título) que en River of Lights cuya apuesta era exclusivamente a la calidad sin apoyarse en tanques cinematográficos u otras franquicias.

Todos felices y contentos.

Esta entrada fue publicada en Análisis de Noticias y Rumores, Atracciones, Walt Disney World Resort y etiquetada . Guarda el enlace permanente.